domingo, 21 de marzo de 2010

Dame 5 minutos más.


Desesperación, dolor, amor, pasión, terror, serenidad. Angustia, flaqueza, cariño, odio, egoismo, fuerza y libertad. Cansancio y "felicidad". Dureza y bondad.

Porque sin ti yo no sería yo. Porque sin él, tú no serías tú. Porque a saltos, golpes y mordiscos nos vamos queriendo. Esa vida que queremos vivir, con quien la queremos vivir y como la queremos vivir. Con corazón, hígado y de nuevo corazón.

Porque se fue una parte de ti y una parte de mi y porque en el final de los tiempos yo quería ser...como tú.

1 comentario:

Tin dijo...

Luego soy yo el críptico (en realidad es un caparazón o un escudo)